ILUSTRACIÓN: Curiosidades en rotuladores.

Ilustraciones hechas con rotuladores de temáticas diversas: Desde los gigantones o el Papamoscas  burgaleses, hasta puras fantasías como el espantapájaros y Tom Bombadil con abeja en la nariz.

Las dos últimas, que representan a un chamán prehistórico grabando simbolos en la piedra en pleno trance, y una versión de los relatos de Barbaslargas y Los Gigantes de Escarcha, estan basadas en la obra de Silberius de Ura, Neonymus.

16836210_10154522328908990_6355672632261381263_o

Anuncios

SKETCHES. Las aventuras de Tom Bombadil.

willowbranches_gracieta6

Habiendo satisfecho mi pequeña “vendetta” por la escenita de ayer, en la que mi jefe me dibujó “un poco achispada y tocando la pandereta”, voy a enseñaros alguna cosita de su libreta de bocetos. En este caso, unas pruebas para ilustrar el poema de J.R.R. Tolkien “Las aventuras de Tom Bombadil”:

tbombadilrotus

TOM BOMBADIL

“Tom Bombadil el viejo era un alegre tipo;

chaqueta azul brillante, zapatos amarillos,

de verde cinturón, las calzas de buen cuero,

y una pluma de cisne sujeta en el sombrero.”

bayadeororotus

BAYA DE ORO

“¡Eh, Tom Bombadil! Dime, ¿adónde te diriges?

le dijo Baya de Oro. Tus burbujas afligen

a peces escamosos y a pardas ratas de agua,

¡y al somormujo asustas, y tu sombrero empapas!”

hombresaucetumulariotejonrotus

EL VIEJO HOMBRE-SAUCE, EL TEJÓN Y EL TUMULARIO

“¿Qué es lo que te has creído? Tom Bombadil el viejo,

¿me espías en mi tronco, mirando cómo bebo

en mi hogar de madera, con esa pluma tuya

haciéndome cosquillas, calándome cual lluvia?”

[…]

“Salió el viejo Tejón con su frente nevada,

sus negros ojos torpes. En la colina hurgaba

con su mujer e hijos. A Tom por la chaqueta

tomaron, y a sus túneles llevaron bajo tierra.”

[…]

“¡Tom Bombadil! ¡Bu-hú! ¿Qué te trajo la noche?

Al viejo Tumulario olvidaste en su monte,

cercado allá en la cumbre por círculos de piedra.

Otra vez anda suelto, verás cómo te entierra.”

Aunque suene redundante, vuelvo a señalar que tanto los personajes como los textos citados pertenecen al poema “Las aventuras de Tom Bombadil“, incluido en el libro del mismo título, de J.R.R. TOLKIEN. ¡Que no queremos que los depositarios de los derechos nos envíen una horda de uruk-hais como advertencia por jugar con sus juguetes!